ramo de novia de flores de papel, ramo de flores de papel, flores de papel crepé, flores para siempre
Blog

Un ramo de flores de papel para Marta

Cuando pregunté a Marta qué flores de papel prefería para su ramo, ella me dio un par de ejemplos de flores que le gustaban y que le llamaban la atención. Aparte de esas, no sabía muy bien cuales escoger, así que me dio libertad para poder elegirlas. También seleccioné una paleta de colores acorde para el diseño de su ramo.

ramo de flores de papel, flores realistas de papel crepé
Paleta cálida de tonos pasteles, me recuerda a los colores del atardecer.

Comencé por rosas, una de las flores que Marta quería que estuviera en su ramo. ¡Me encantan las rosas! Por lo que en mi catálogo tengo una infinidad de clases de rosas que va creciendo día a día (rosas inglesas, de jardín, antiguas, chinas, de té… ). Voy descubriendo y estudiando rosas nuevas, colores, matices… De esto trata también mi oficio y es una parte que me apasiona.

A partir de esa primera flor (como comenté, en este caso fue la rosa), elijo la paleta de colores y el resto de flores que conformarán el ramo, diseño un boceto y es justo en ese momento cuando mis manos se ponen en marcha.

¡Este ramo fue creado en tan sólo 5 días! 5 días con muchas horas de trabajo, sí, eso también, pero a pesar de todo, es un tiempo récord si tenemos en cuenta su complejidad. Las flores de papel están pintadas a mano y el papel crepé está pretratado antes de empezar a cortarlo para formas los pétalos. Ambas acciones requieren su tiempo, pero es algo que me tomo muy enserio a la hora de realizar un ramo, el resultado final es mucho mejor así. Por una parte consigo que las flores obtengan una textura realista y a su vez, conservarán su forma y su color durante muchísimo tiempo.

- 4 clases de flores componían el ramo: Rosas, ranúnculos, magnolias y fresias.

El ramo de Marta tenía 3 modelos de rosas, magnolias estrelladas blancas, ranúnculos butterfly en dos colores, fresias amarillas y ruscus italiano. Una paleta de colores suaves en tonos pastel, alegre, fresca y muy primaveral. Elegí a propósito los colores y flores que me recordaban a Marta. Colores y flores que combinan con su personalidad y su alegría. También iba una sorpresa muy especial con ese ramo, algo que me gusta hacer siempre tanto para las flores como para los ramos personalizados y que a ella le encantó.

Por último, toca el embalaje, para mí es como un ritual, lo trato con devoción, cuidado y cariño, quiero que cuando recibas mis flores sea una experiencia única y mágica en todos los aspectos posibles. He creado algo especial, único y con mimo para tí.

Me encantó ver su cara al abrir el paquete, descubrir su ramo, y todo lo que aquella caja tenía reservado para ella, sin duda, el momento por el que todo merece la pena. Esta vez tuve la suerte de poder verla en «directo», un momento que es irrepetible y que casi nunca puedo presenciar. Aquí os dejo el unboxing que Marta hizo con su ramo, ¡No os lo perdáis!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: